La Propiocepción , esa palabra tan compleja de pronunciar, simplemente nos permite tomar conciencia de nuestro cuerpo. La definición es:  «La propiocepción es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, es la capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales contiguas. 

La propiocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio, sustentando la acción motora planificada. Otras funciones en las que actúa con más autonomía son el control del equilibrio, la coordinación de ambos lados del cuerpo, el mantenimiento del nivel de alerta del sistema nervioso y la influencia en el desarrollo emocional y del comportamiento.”

Hace muy poco que he descubierto lo importante que es para nuestros perros y para nosotros mismos la propiocepción. Ya que, nuestro perro al superar retos nuevos desarrolla mayor seguridad en si mismo y en el entorno. Ésto es fundamental para un desarrollo conductual equilibrado. Muchos perros no son conscientes de sus patas traseras.  Incluso pueden ser muy sensibles a la manipulación en esta zona.  Sintiéndose inseguros si notan que algo les toca esta parte.

Utilizando ejercicios de propiocepción,  estamos retando mentalmente a nuestro perro a superar un obstáculo nuevo. Por ejemplo,  pisar sobre una superficie de un material que no conoce, realizar un movimiento giratorio con las patas traseras, que un objeto le toque una parte de su cuerpo que no espera… Todo ello va a hacer que mejore su confianza y la facilidad para gestionar nuevas situaciones.

Ejercicios de propiocepción para perros

Quizá ahora mismo estés pensando que realizar estos ejercicios en casa debe ser muy complejo o que necesitarás material caro, ¿verdad? ¡Pues para nada!  puedes usar elementos tan sencillos como:

  • Una colchoneta hinchable con poca presión
  • Una escalera de pie tumbada en el suelo
  • Una escalera tumbada en el suelo
  • Un somier
  • Y muchos más que seguro que te vienen a la cabeza

Hay infinidad de objetos para practicar la propiocepción en el mercado que se pueden utilizar como podéis ver en los vídeos, no obstante os animo a hacerlo de forma casera, con cojines, tablas de madera, escaleras, incluso con mobiliario urbano y por supuesto con objetos de la naturaleza tipo troncos y demás.

Importante:

El perro jamás debe pasar miedo. Si está siendo obligado a hacer algo que él no quiera o si se hace daño físico durante la práctica de estos ejercicios, significará que no se está haciendo bien. Los ejercicios al principio pueden parecer difíciles para ellos, por eso es imprescindible que los avances salgan de ellos mismos y que no sea algo forzado.

Call Now Button
WhatsApp chat