Adiestramiento a Domicilio
  Adiestramiento en Grupo
  Adiestramiento de Cachorros
  Terapias de Comportamiento
  Residencia Canina
  Galería de Fotos
  Galería de Videos
  Guía para Propietarios
Curso Nautica
VORAN educadores caninos está rotundamente en contra del maltrato animal, tanto físico como psicológico. El aprendizaje tiene que resultar siempre algo positivo. Si no estás de acuerdo con estas líneas te aconsejamos que no sigas leyendo: no somos lo que buscas.  

ERRORES MÁS COMUNES

Con frecuencia los propietarios se dejan aconsejar por particulares que nada tienen que ver con el mundo del perro. Estos consejos "de parque" muchas veces suelen ser nefastos tanto para la salud y cuidado de nuestro perro, como para su educación. Vamos a poner sólo unos cuantos ejemplos, ya que escribirlos todos nos llevaría años y cientos de páginas.

Si usted tiene alguna duda sobre la educación o cuidados de su perro le rogamos que sólo tome nota de lo que le aconsejen verdaderos profesionales. Por nuestra parte estamos siempre a su disposición, tanto en nuestro foro, correo electrónico, como telefónicamente. No dude en hacernos -sin ningún tipo de compromiso- cualquier consulta que le surgiera.

Estos son algunos ejemplos de esas "leyendas" que van circulando y que tanto daño hacen a nuestros amigos de cuatro patas:

CUIDADOS E HIGIENE:

  • Donde mejor duerme el perro es en el suelo. FALSO: El perro descansa mucho mejor en un lugar mullido.
  • Lo llena todo de pelos y además está más feliz viviendo en el jardín. FALSO: El perro siempre será más feliz conviviendo con nosotros dentro de casa; es un animal gregario y necesita de su grupo.
  • Hay que bañarle todas las semanas porque si no huelen mucho. FALSO: Lo que peor olor despide en el perro es el pelo muerto. Para eso deberemos cepillarle diariamente. El baño frecuente con champú es perjudicial para su piel.
  • Le dejo puesta su comida todo el día porque el se sabe regular la cantidad que necesita. FALSO: Nosotros somos quienes tenemos que controlar lo que come nuestro perro (además de ser una medida de disciplina: si no come en el primer cuarto de hora le retiraremos su comedero hasta la siguiente toma)
  • Es bueno que tenga siempre un sitio de la casa donde poder hacer sus necesidades. FALSO: Nunca se le deberá consentir a un perro adulto que elimine dentro de la casa. Es perjudicial tanto para su educación como para la higiene de todos los miembros de la casa.

EDUCACIÓN:

  • Si adiestramos al perro le cambia el carácter. VERDADERO: El perro estará más tranquilo, tendrá mayor seguridad y un mejor vínculo con su propietario.
  • Siempre hay que dejarle un montón de juguetes para que no se aburra y no haga destrozos en la casa. FALSO: No se trata de dejarle un "parque de atracciones a disposición, sino un juguete con el que se entretenga (preferiblemente un juguete diseñado precisamente para las horas en las que el perro está sólo -por ejemplo, un Kong-) De todos modos, un perro educado esperará tranquilamente en su lugar de descanso la llegada de su dueño.
  • Quien mejor educa al perro es el propio dueño. VERDADERO: Pero siempre con un monitor que le enseñe cómo relacionarse con el perro, cómo debe recompensar y corregir conductas, etc... El adiestramiento es una profesión. Por lo tanto, nadie mejor que un profesional para educar al perro y para enseñar al dueño qué debe hacer y qué resulta perjudicial para la convivencia con nuestros perros.
  • Hay que bajar al perro siempre a zonas donde pueda jugar con otros perros y desfogarse. FALSO: No cuando el perro ya está socializado. De cachorro deberemos socializar al perro con sus congéneres y con personas ajenas a su entorno. Cuando el perro es adulto, el vínculo con su dueño debe ser lo suficientemente fuerte como para que el perro quiera estar antes con nosotros que jugando con otros perros (además, los perros adultos juegan poco o nada entre ellos)
  • Un perro que ha sido adiestrado en obediencia no necesita después que sigamos trabajando con él. FALSO: El dueño tendrá que seguir siempre unas pautas elementales para que esa obediencia aprendida no se pierda.