Sí, La actividad mental en un perro es muy importante.  Les ayuda a aprender, les enseña a resolver problemas, les entretiene, les cansa, aumenta su autoestima , contribuye a mejorar la relación con el guía y muchas cosas más.

Es de vital importancia, enriquecer el entorno del perro , desde cachorro, con actividades que promuevan la actividad mental o estimulación mental, tipo juguetes interactivos, ejercicios de olfato, ejercicios de construcción de habilidades, etc.

Estimulación Mental – Ambar con dos meses

La Activación Mental Canina® nació en Italia, de la mano de Paolo Villani (1933-2016), tras observar que cada perro como individuo resolvía los problemas que se le planteaban de una forma diferente. Paolo Villani, ha conseguido incluso, que la Activación Mental Canina, sea considerada como una disciplina más de adiestramiento canino.

Actualmente, podemos encontrar varias formas de llamar a la estimulación mental en los perros: Activación Mental Canina, Estimulación Cognitiva, Estimulación de la Inteligencia canina, Actividad Mental,  etc, aunque todos se refieren a lo mismo: se trata de plantearle a nuestro perro problemas en los que tenga que pensar y esforzarse para conseguir una recompensa.

Pero no pensemos que es necesario  desembolsar una importante suma de dinero para conseguir estimular la inteligencia de nuestro perro. Existen en el mercado un montón de ideas estupendas para hacer juguetes interactivos , de una manera sencilla y con materiales que seguramente , todos tenemos en casa.

Ejemplo juguete 1: Necesitamos una Huevera de media docena elaborada de cartón. Papel de revista o de periódico y unas golosinas para perros o bien algunas bolitas de su pienso. Simplemente envolvemos , haciendo una bola, en cada hoja de revista o de papel unas cuantas bolitas de pienso o golosinas para perros e introducimos en cada hueco de la huevera una de las bolas de papel. Después cerramos la huevera y se la presentamos a nuestro perro. Pasará un buen rato entretenido, discurriendo y resolviendo la manera de llegar a los premios de comida. De esta manera trabajamos la actividad mental.

Siempre usaremos cartón o papel, porque en caso de tragarse un pedazo, no amenaza su salud. Si tenemos que pegar dos trozos de algo, es mejor usar cinta de celofán  porque también está hecha de celulosa.

  • Ejemplo Juguete 2: Dentro de una caja de cereales vacía , colocamos en su interior un buen puñado de croquetas de su pienso o galletas o golosinas para perros.  Cierra ligeramente la caja y déjala en el suelo. Tu perro se  acercará para investigarla y se divertirá mucho,así le tendrá entretenido mucho tiempo igualmente estimulando su inteligencia para resolver el cómo acceder a los premios del interior de la caja.

Igualmente , un estudio de Clever Dog Lab,  ha demostrado que el envejecimiento en los perros, puede reducirse con la estimulación física y mental. Por lo tanto, volvemos a insistir en la importancia de la estimulación de la actividad mental en nuestros perros en su día a día. A medida que el perro, va envejeciendo, no debemos disminuir o detener estas actividades .

Ejercicios de Propiocepción ( capacidad para saber dónde se encuentra cada parte del cuerpo en cada momento y cómo se deben manejar esas partes del cuerpo para conseguir un objetivo),

también ayudan a estimular la mente de los perros,

y por supuesto, ejercicios de olfato y de utilidad son buenos compañeros de la estimulación mental canina.